Decorar la terraza es otra de nuestras atenciones hacia la casa, una parte acogedora y preferida de la época de verano. La decoración al aire libre es un aspecto muy importante de nuestra personalidad decoradora. La terraza es la parte del hogar que amplía el espacio interior.

Lo ideal es crear dos espacios, uno de comedor y otro de sala de estar, pero esto es posible, si se tiene suficiente espacio para ello, si esta no es la situación, hemos de pensar qué nos conviene más o que es lo que más vamos a utilizar. Otra opción, es decorarlo de forma que se pueda usar de las dos formas, con muebles y sillas cómodas, mesas extensibles, bancos abatibles para guardar accesorios…

Los materiales son lo fundamental, ya que su resistencia a la climatología, además de su fácil limpieza, es primordial en este espacio de la casa. Han de ser cálidos para crear un ambiente acogedor, pues es un buen punto de reunión tanto para la familia como para los amigos.

La madera más usada es la teca, esta contiene una serie de aceites que la hacen muy resistente a la humedad. Se limpian con agua y jabón y antes del verano hay que nutrirla para que recupere el brillo y el color.

Otras variedades de madera son la bilinga, también muy duradera. Otra es la acacia, muy recomendada para exteriores por tolerar muy bien los cambios de temperatura, la humedad y los hongos del invierno. El inconveniente de la madera es su cuidado, hay que lijarlas y limpiarlas una vez al año aplicándole sus correspondientes aceites.

También te puede interesar:  Muebles para baños rústicos de Atrios

Fuente: espacio living