Decorar las paredes con cintas llenando el ambiente de alegría

Cuando pensamos en decorar las paredes de las habitaciones infantiles debemos tratar de encontrar algo que a los niños los ponga felices y que también sea agradable para los padres, por eso pensamos que decorar usando bonitas cintas de colores es una buena alternativa que se podrá adaptar a todos los gustos. El objetivo es decorar una habitación infantil con washi tape.

Si te gustan las manualidades sabrás que la cinta washi tape te permite desplegar toda tu creatividad. Si bien su nombre parece extraño estas son cintas adhesivas de papel o de tela que son más resistentes que las comunes, están pensadas para la decoración.

Decorar las paredes
Fuente: Cute Tape

Podrás encontrar diferentes estampados, colores, anchos. En las tiendas especializadas contarán con muestras de todos los modelos, al verlas te darás en cuenta que son una excelente opción decorativa.

En una habitación infantil podrás colocarlas formando un patrón o diferentes figuras. Las opciones son miles. Empieza por hacer un boceto en la pared con lo que vayas a querer crear y luego rellena el patrón con cintas adhesivas.

Otra alternativa más simple es decorar con cintas washi tape cortando pequeños trozos y creando, simplemente, cruces de colores. Se trata de superponer un trozo de cinta sobre otro. Si prefieres las figuras circulares solo tendrás que cortar la cinta en esa forma.

Es importante que no no te quedes con la ganas de usar esta cinta, pero tampoco te excedas en su uso ya que el ambiente quedará mucho más cargado de lo aconsejable y tendrás la sensación que este tipo de decoración no es buena idea. Como todo en la vida, no debes caer en los excesos.

También te puede interesar:  ¿Cuál es el mejor papel pintado para el recibidor?

Antes de terminar este artículo te queremos contar que el Washi Tape en sus comienzos era un tipo de papel que se creaba de manera artesanal mediante un método chino que fue llevado al Japón por un sacerdote budista coreano. Washi venía de un término que significaba paz interior y tape que significaba cinta adhesiva, entre ambos términos se formaba la palabra “masking tape” o en español “celo japonés” o “celo de papel decorativo”.

El washi original estaba creado a partir de ingredientes naturales como plantas de bambú, cañamazo, arroz o trigo.