decorar la pared del baño

Los ladrillos solían ser en el pasado, una de las más tradicionales formas de construir y decorar. Pero la llegada de nuevas formas de construcción pues permitieron ir eligiendo, materiales distintos algunos más baratos y otros más versátiles. Siempre se puede aprovechar como ya te hemos contado, a decorar las paredes con ladrillos, cuando tienen su color natural que le dan una apariencia muy clásica. Y también podemos pintarlos, porque son muy versátiles.

Cuando pensamos en decorar las paredes del baño y éstas son en alguna medida de ladrillo, podemos ya dejarlas en su color natural o si apetece pintarlas como en esta sugerencia que te presentamos, las paredes de ladrillo han sido pintadas en color blanco y combinadas con el rosa de las paredes en la parte superior que son además lisas y que combinan en forma y color con el resto de la pared.

Es importante tener en cuenta que si tenemos paredes de ladrillo en el baño, las mismas sirven bien a la decoración de paredes, porque son muy atractivas pero también suelen ser más sujetas a la humedad que puede dañarlas por lo que sobre el color elegido para pintarlas, se debe agregar un impermeabilizante  que les permita no arruinarse con la humedad que impera en el entorno del baño y mantenerse  no solo en buena condición de durabilidad sino que la pintura mantenga su apariencia.

Siempre se puede intentar tener una pared de ladrillo si originalmente el entorno del baño no tiene una, eso se logra creando una superficie adicional sobre la pared original con ladrillos simulados, o sea unas capas de fachada que se pueden adquirir fácilmente hoy en las tiendas de decoración y que aplican cual muros sobre la pared original para formar un ambiente de ladrillos muy atractivo y versátil para la decoración.

También te puede interesar:  Decorar paredes con estrellas navideñas