decoracion paredes

Hay muchas maneras de decorar paredes convirtiendo las mismas, en una maravillosa área de la estancia en donde se encuentran, que puede ser el salón, el pasillo. A veces no tenemos tanto espacio o no queremos más que agregar apenas un detalle especial. Este se puede lograr dando una nueva apariencia a la pared colocando cuadros que nos son muy especiales, con imágenes de la familia, de nuestros viajes, de tantas cosas.

Pero lejos de colocarlas con clavos como usualmente se hace al colgar cuadros, podemos aprovechar dos coquetas repisas para decorar la pared. Son muy sencillas pero prácticas para colocar los cuadros que le darán un aspecto elegante y muy sentimental a esa pared. Deben ser repisas con tamaño suficiente para colocar los cuadros sin mayor problema, pero no tan ligeras que no soporten el peso y que no se vean atractivas.

Son repisas rectas sin detalles ni decoración, que por la forma plana de las mismas, permite colocar como se ve en la imagen toda una variedad de marcos con fotografías. Marcos de muchos tamaños, colores y estilos que combinar diferentes cuadros también contribuye al aspecto decorativo de la estancia en que queremos aprovechar la pared para convertirla en una pequeña galería de imágenes de nuestra familia, trabajo o amigos.

Desde cuadros muy elaborados a otros más simple, cuadros pequeños y otros muy grandes, de distintos materiales y estilos son perfectos para decorar la pared con repisas. Así que puedes ir pensando cómo hacer o encargar tus repisas y luego reunir los detalles que más te gusten. Pueden ser cuadros con bellos afiches, o paisajes de lugares lejanos. Tú decides cómo quieres que se vea tu decoración con cuadros y repisas. Que igual que no debe ser demasiado elaborada no debe ser tampoco demasiado ligera, que pudiera causar que se arruine.

También te puede interesar:  No es un tiesto

Imagen: Pinterest