Cuando he visto esta idea, no he podido resistirme. Tengo que reconocer que me he quedado atrapada mirando y mirando esta pared…y es parece increíble como, a la hora de decorar, cosas tan sencillas y poco habituales como una partitura, pueden convertirse en detalles preciosos para decorar un rincón de tu casa.

La verdad es que la idea de decorar con partituras me ha parecido realmente preciosa. Por un lado, porque tiene un toque romántico que me ha encantado y por otro, porque se trata de un estilo totalmente diferente. Una de las claves que hace que esta idea quede tan bien es el toque retro y vintage que tienen las partituras.

El hecho de que tengan colores diferentes, que van desde el color más salmón al más sepia y al crudo o blanco envejecido, hace que la pared quede llena de detalles de lo más originales y con mucho estilo. Sin duda, es una decoración perfecta para los amantes de la música, pero no hace falta que te encante para que te guste esta decoración.

Por otro lado, me gusta mucho también la idea de combinar la decoración de las partituras con un espejo como el de la imagen, también con un cierto aire retro, en un blanco que se pueden envejecer, para aumentar más este efecto. Si te fijas bien en el reflejo del espejo, podrás ver que además, en la estancia hay otros detalles también de estilo retro, como el reloj, por ejemplo, o algunas de las cajas.

También te puede interesar:  Realiza tus propios adornos navideños

Está claro que el resultado final es una estancia muy elegante, con un cierto toque romántico, al que contribuyen los colores suaves y pasteles, que suavizan mucho el ambiente y hacen que la estancia sea muy acogedora.

Sin duda, se trata de una idea muy original que puede ser un detalle muy acertado para decorar cualquier rincón de tu casa.

Foto de Casa sugar