Pianos para decorar

Un piano no es solamente un instrumento musical. Un piano puede decir mucho de la personalidad de una casa, y más todavía, cuando se trata de pianos tan especiales como estos. Y es que no estamos hablando de pianos normales y corrientes, sino de algo muy distinto. Se trata de pianos que además de ser lo que son, instrumentos musicales, se convierten en poderosos elementos decorativos.

La verdad es que hay una gran cantidad de ideas que puedes poner en marcha para convertir un piano en uno de los puntos fuertes de la decoración de tu casa. Por ejemplo, píntalo en un color fuerte y llamativo, para que destaque sobre el resto de la decoración de la casa. No te resultará demasiado complicado, y la verdad es que el resultado es impresionante. Verde, fucsia, amarillo...

Pero si prefieres darle un tono más romántico y suave, lo mejor es que optes por darle una capa de pintura en colores pastel. El rosa, el amarillo o el azul son las mejores opciones, puesto que quedan muy bien y tienen un estilo totalmente diferente. Aquí tienes algunos ejemplos que pueden funcionar muy bien.

Como ves, cualquiera de las opciones es todo un acierto. Además, hay que destacar la importancia del cuidado de los detalles a la hora de decorar. Como puedes ver, encima del piano puedes poner los detalles que prefieras: cuadros, espejos, figuritas, motivos relacionados con la música… Todo depende de dónde lo tengas y el estilo que quieras darle a la zona del piano.

Y si lo tienes con banco, fíjate…

¿A que queda muy bien la posibilidad de pintar también el banco del piano en el mismo color? Sin duda, los pianos ya no son solamente un instrumento musical para disfrutar de las más bonitas melodías, sino que también tienen mucho de decir en el mundo de la decoración de interiores.

También te puede interesar:  ¿Qué hago con los souvenirs?

Vía| Apartment Therapy