En el mundo de la decoración, hay una gran cantidad de posibilidades. Una de las cosas que más me gusta y que me parece más interesante, como ya hemos comentado en otras ocasiones, es que a veces, con los materiales más insospechados, se pueden hacer cosas que quedan de maravilla.

El reciclaje se ha puesto muy de moda, igual que la tendencia DIY. Hacer las cosas así tiene varias ventajas, entre ellas, que es perfecto para dar rienda suelta a tu creatividad y que sale muy bien de precio. Y es que puedes decorar y hacer cosas muy originales gastando muy poco dinero o a veces, aprovechando lo que tienes por casa.

Esta vez, he encontrado una idea alegre y muy animada para decorar una de la paredes de tu casa. Lo único que necesitarás es pegamento y sombillitas de las que ponen en los helados y en los batidos en verano. A lo mejor puedes esperar a hacerte con algunas de las que te den en la heladería, o quizá te merece la pena comprar un paquete, que no creo que sea demasiado caro.

La clave es que haya sombrillitas de varios colores, y que sean todas de lo más alegres y animadas. Después, lo único que tienes que hacer es pegarlas abiertas en la pared. Como puedes ver en la foto, el resultado es una pared muy alegre y animada, con un estilo divertido y muy original. Puede ser una muy buena idea para decorar algún rincón del cuarto de los niños o, ¿por qué no?, cualquier pared de tu casa.

También te puede interesar:  Moldes de galletas, un perfecto elemento decorativo.

Eso sí, es un detalle que queda bien para una pared pequeña o para un trocito reducido. En una pared entera puede acabar siendo un poco agobiante. Al fin y al cabo de trata de un detallito…

Foto de Apartment Therapy