Hay muchas maneras para decorar un dormitorio infantil pero la que nunca se nos pasaría por la cabeza sería la de un estilo retro ¿por qué? Aunque parezca que no quedaría bien si se sabe combinar todos los elementos necesarios para la habitación de un bebé o de un niño quedaría estupendamente y además le aportaría un tipo de personalidad diferente pero muy sofisticado. ¿Qué te parece la idea?

Lo primero que tendrás que tener en cuenta para decorar la habitación de tu hijo al estilo retro son los muebles, como no es un estilo vintage no pasa nada que no sea original el mobiliario, puedes optar por piezas clásicas de imitación pero que te transmitan a épocas pasadas sólo con mirarlas. Te aconsejo que elijas una década en la que te sientas más cómodo/a por ejemplo los años 50 o los 60 y te decantes sólo por ese estilo retro, así crearás mucha más sensaciones. ¿Qué te parece una mesita de los años 50 o una cuna clásica? ¡Estupendo!

estilo retro
Fuente: decoanhelos.blogspot.com

Los colores también tendrán un papel muy importante ya que podrás mezclarlos según tus gustos y tu personalidad (o la de tu hijo si ya es un poco más mayor), pero ten en cuenta que los tonos pastel serán los más apropiados para conseguir ese toque de estilo retro que tanto estamos buscando.

Si prefieres utilizar los colores pastel para los accesorios y los textiles puedes optar por colocar en la pared un bonito papel pintado, fíjate en la época en la que te quieres inspirar para saber qué tipo de motivos tendrá que tener el papel por ejemplo: figuras geométricas, motivos florales o naturales, etc.

También te puede interesar:  Detalles florales para una decoración primaveral

En los textiles puedes jugar con las figuras geométricas, las flores, las rayas, y todo lo que creas que iría bien según la década en la que te estés basando.

¿Te atreverías a decorar el dormitorio de tus hijos con estilo retro?