Si tienes un dormitorio pequeño ¡no te preocupes! Con un rodillo y algo de pintura, puedes cambiar completamente su aspecto. Incluso puedes simular que hay más espacio. Como siempre digo aprovechar cada esquina y las denominadas zonas muertas, es esencial para crear una buena decoración en lugares de pocos metros cuadrados. 

Un dormitorio pequeño puede ser decorado con colores claros o cálidos, de esta forma parecerá más amplio. Los colores fríos como el azul o el verde, también son perfectos para dar amplitud y un ambiente relajado. Pero si eres más de colores cálidos escoge naranjas, rojos o amarillos. Intenta añadir contraste a través de los textiles, complementos o los muebles.

dormitorio
Fuente: Suzette – www.suzette.nu

Para decorar tu dormitorio comienza abriendo la mente y visualizando todos los espacios para aprovechar los mismos. Esto incluye esquinas, paredes, techos o bajo la cama. De todas formas, para pintar primero, saca los muebles y tapa con un plástico los que no puedas sacar.

Los muebles anticuados o estropeados, se pueden aprovechar para arreglar los mismos. Incluso puedes pintarlos también en tonalidades cálidas. Si son de madera, procura lijar primero antes de pintar. Incluye pintar el cabecero o, si no tienes, añadir uno que esté bien pegado a la pared para no ocupar espacio, pero embellecer la habitación.

A la hora de escoger un color cálido, procura que tenga un toque personal para crear un espacio diferente y bonito.  Para pintar las paredes escoge una pintura que cubra bien y que sea específica para interior y para el tipo de material de tus paredes. Puedes escoger acabados mates o satinados. También hay pinturas con efectos.

También te puede interesar:  Cómo dar calidez a los espacios de hormigón

¡Cuidado con esto último! Las pinturas con efecto bronce u oxidado, darán un toque demasiado oscuro al dormitorio pequeño. Y esto hará que parezca más aún.  Por ello escoge colores como amarillos o naranjas. Procura combinar bien. Si aplicas un color muy fuerte al dormitorio, como el rojo, hazlo solamente en una pared para no saturar demasiado el lugar.

Si tienes una ventana, procura poner un estor o bien algún tipo de tela que deje pasar la luz natural. Esto embellecerá los colores y también parecerá mayor. Cuando la habitación esté pintada, introduce los muebles restaurados o pintados. Incluso la ropa de cama has de combinarla con los colores. Si quieres añadir algún estilo en particular hazlo a través del color y de los complementos.

¿Qué colores prefieres para tu dormitorio? ¿En qué colo lo tienes decorado?