decorar buhardilla

Los tiempos han cambiado y las casas no suelen ser tan grandes como eran, pero en algunos lugares aún podemos aprovechar entornos como la buhardilla. Ese espacio olvidado y muchas veces relegado a trastero para los utensilios y muebles viejos, puede convertirse en toda una estancia de gran belleza, un salón familiar en la buhardilla,  en donde pasar las noches estivales o bien abrigarnos en invierno con la familia a ver una buena película. Esta imagen es inspiradora para emprender el proyecto de convertir tu buhardilla en algo especial.

Siendo que la buhardilla no es tampoco un lugar de gran espacio, podemos recurrir a algunos de los trucos básicos de decoración para ampliar visualmente una estancia, esto es emplear el color blanco como color básico. Pintando en blanco de pared a pared podemos iluminar la buhardilla y darle una sensación de espacio y un toque de coquetería que nos hace una imagen acogedora.

Los muebles en color blanco contribuyen también al efecto de agrandar visualmente, el salón familiar en una buhardilla. Podemos intentar un entorno enteramente blanco pero podemos darle el toque de color, con notas de rojo por ejemplo, en los cojines del sofá y los sillones y también en el detalle floral. Un color que fusiona bien con el blanco y mantiene la elegancia, es el beige. En este caso utilizado en la alfombra. El resultado es sencillamente perfecto, elegancia y confort al máximo.

Una decoración de buhardilla que resulta realmente maravillosa, nos muestra como una elección de decoración convierte  un lugar poco atractivo en toda una estancia de especial belleza. El color blanco es parte del atractivo mayor de esta idea para decorar un salón en la buhardilla, porque siempre ha sido uno de los colores más elegantes y más adecuados a la hora de querer iluminar y ampliar espacios.

También te puede interesar:  Decorar el dormitorio en navidad ideas

Imagen: Facebook