decorar salon zen

Dentro de toda una variedad de estilos decorativos, destaca la decoración zen, que es una forma de expresión artística de la filosofía oriental basada en las creencias budistas que promueven la armonía y el equilibrio y que se alejan de estilos decorativos sobrecargados, demasiado intensos, clásicos. Una decoración que viene estupenda en un salón, donde lógicamente queremos pasar tiempo agradable y relajarnos al volver a casa luego de un día ajetreado.

El Zen no se conocía en Europa hasta  principios del 1900, aunque era ya una creencia milenaria en Asia.. La decoración zen, se concentra en el uso de mobiliario elegante pero minimalista sin nada de ornamentos innecesarios y excesivos, colores y tonalidades que se inclinan en el “nude” conformación de interiores que transmiten la sensación de orden y calma que queremos de un salón o cualquier ambiente que adaptemos a este estilo de decoración.

 Esta es pues una decoración para interiores, que no solo se ve bien sino promueve una sensación de calma y orden que todos queremos disfrutar. Hay que elegir colores nude o colores pastel, si se hacen combinaciones se deben mantener dentro de estos parámetros, los colores chocantes, brillantes y excesivos no tienen cabida dentro de la decoración zen. También es importante elegir muebles como sofá o mesa de estructura simple, sin nada de redondeces o detalles trabajados, la austeridad total.

No puede faltar la claridad en la decoración zen por eso es fundamental, que en el salón podamos contar con ventanales o una gran ventana, además de una iluminación clara que inunde la habitación cuando la luz solar ya no está a mano, además la iluminación debe ser sutil e integrarse a la decoración. Las plantas son imprescindibles en este tipo de decoración, porque le dan el toque de máxima naturaleza a un estilo  muy apreciado hoy en día para decorar la casa.

También te puede interesar:  Decorar con ladrillos de pavés