Decorar una pared con maletas

decorar paredes con maletas

Has pensando en cuántas maletas has tenido para viajar a lo largo de tu vida, seguro que si te lo piensas bien compruebas que tú y tus familiares han tenido muchas y las mismas luego de prestar servicio han ido a dar al trastero o a la basura. Ahora que conocemos las ventajas de aprovechar el reciclaje a la hora de decorar una pared o un ambiente, te encantará saber que vas a convertir esas viejas maletas en un bonito decorado.

Solo tienes que elegir las que estén en mejor estado y proceder a convertirlas en media maleta, si eres de las que se decantan  por el bricolaje, encontrarás fácil convertirlas en ello y darles la restauración que necesitan para que luzcan como nuevas, ya sabes nada de complicado. Limpiarlas, encerarlas, y abrillantarlas con los productos indicados para el material, así como reparar cerraduras u otros detalles que lo requieran, para esta decoración de pared.

Además deberás disponer la pared para el efecto, despejarla todo y dejar que tu nueva decoración de pared cubra la misma, sirviendo de coquetas y originales repisas. Tienes que agregarles un asidero para colocarlas firmemente en la pared, para ello quizá necesites ayuda de un carpintero o bien asesorarte para hacerlo por ti misma. No te preocupes por tus adornos, las maletas quedarán tan firmes y fijas que podrás colocar algunos coquetos detalles y convertir una pared que parecía aburrida, en la pared que todos alabarán cuando te visiten en casa.

No hace falta pensarse en un trabajo de reciclaje complicado que no lo es, pero nada es tan agradable como la sensación de satisfacción al terminar de elaborar algo tan original y tan atractivo que no pensamos que podría lograrse con tan solo unos pocos productos, tornillos y mucho entusiasmo, así que es hora de visitar el trastero y recuperar todo lo que sirva a esta decoración de pared.

También te puede interesar:  Decoración de un dormitorio juvenil shabby chic