decorar una pared

Decorar paredes con cuadros,  no es algo nuevo. Quizá sea la forma más antigua que se ha empleado para darle un aspecto atractivo a cada pared. Los cuadros de distintos motivos, tamaños, estilos y colores, se ven tanto en paredes del salón,  como en el dormitorio o los pasillos. Pero el secreto de que luzcan bien alejándonos del aspecto monótono de algo que vemos mucho, es la forma en que se colocan.

Además la creencia de que usar cuadros sobre papel pintado, da un aspecto sobrecargado y un poco asfixiante a las estancias, es algo que debemos desechar porque a la vista de esta encantadora imagen, no podemos menos que admirar la decoración que reúne en una misma pared, cuadros y papel pintado. El detalle está en que el papel luce un tono pastel con diseños que van acordes a las imágenes que dejan ver los cuadros.

El detalle máximo de atractivo, en esta decoración de pared es la forma en que han sido colocados los cuadros, no siguen una forma recta y ordenada, más bien la apariencia de haber sido colocados sin buscar simetría los hace ver muy bien. Además, los cuadros son de distintos estilos y colores, aunque varían también de tamaño, mantienen el tema porque las imágenes son similares.

Convierte ese pequeño rincón en uno de los más bellos de tu casa. Con solo aprovechar esta original idea de decorar una pared con cuadros pero nada de lo que hemos visto, sino algo más original. Los cuadros son una manera también económica de decorar, si sabemos elegir bien y comprar calidad, seguro que logras unos marcos coquetos y elegantes que se conviertan en el punto protagonista de la pared de cualquier lugar de la casa. Y sí, el papel pintado también se favorece con la decoración con cuadros.

También te puede interesar:  Decorar una pared con geometría

Imagen: JustineTaylor.Tumbrl