Una buena forma de decorar una pared es con una pizarra en la que podamos escribir y organizar nuestro trabajo de la semana o del mes.

Muchas veces las agendas no son cómodas para este trabajo, es mejor tener un gran panel sobre el que de un vistazo podamos ver aquellas cosas que nos quedan pendientes o anotarlas rápidamente.

Si además de ofrecernos esta posibilidad nos ofrece una composiciónn estética y decorativa ya el  resultado sería redondo.

¿Alguien dijo que las pizarras son sólo para niños?.

También te puede interesar:  Uso del PVC en paredes (Parte II)