decoración de interiores

 

No siempre se tiene gran espacio en casa, para crear espacios muy especiales como una entrada con muchos detalles. Pero el hecho de no  tener espacio no quiere decir que no podamos recurrir a una decoración interior, muy especial y atractiva. Hoy te damos esta idea genial en que se aprovecha un pequeño espacio para crear una entrada no solo funcional sino con mucho estilo. Que como decían los abuelos “todo cabe en un lugar, sabiendo acomodar”.

Esta pequeña entrada de casa, no solo es como hemos dicho funcional en todo lo que se necesita, sino también muy práctica en el lugar en que se ubica y muy atractiva. Un pequeño espacio desperdiciado entre pared y pared cercano a la puerta, se convierte en el lugar ideal en donde podemos colocar un pequeño  mueble para guardar zapatos y  una repisa, en ambos podemos colocar pequeñas cestas en donde guardar también guantes y gorros, por ejemplo. Este tipo de mobiliario es fácil de encontrar en las tiendas de muebles para el hogar.

Colocando uno en la pared y otro en el suelo, tendremos suficiente espacio para guardar todo aquello, que ya no utilizamos al llegar a casa pero que debemos tener a mano, en el momento en que queremos volver a salir a la calle. A la repisa le agregaremos algunos colgadores para poder colocar abrigos, o suéteres. Debemos tener en cuenta que este espacio no debe ser sobrecargado, porque el mueble puede que no lo resista y porque esto restaría atractivo a esta idea de decoración de una pequeña entrada.

Un cuadro en la parte superior, y una letra de madera en la parte inferior, se agregan a la decoración de la misma, aspectos de los que puedes prescindir pero que engalanan el espacio pequeño pero atractivo en que convertirás esa entrada a la casa.

También te puede interesar:  Zara Home kids ¡Colección verano 2014!

Imagen: DIY party