La construcción actual, se ha decantado, por las viviendas pequeñas, debido a la demanda inmobiliaria.

En este caso, vamos a tratar de la decoración de la sala, lugar que siempre es el más espacioso de la casa, pero que debido al motivo actual del poco espacio, supone ciertos detalles para que resulte de lo más adecuada  y decorada.

A parte de los colores claros en las paredes, la iluminación y el uso de espejos es primordial para visionar más espacio.

La distribución de los muebles se ha de fusionar igualmente con el espacio y el diseño. Las formas rectangulares y de módulos son muy funcionales para este tipo de espacios. Los muebles alargados son muy útiles (pero no todos).

Usa estantes para colocar todos los accesorios y detalles posibles, cosa muy importante cuando se necesita espacio y este es reducido, ya que evitas el espacio que te ocupan las mesas.

Los muebles verticales, aprovechan los espacios desde el suelo hasta el techo.

Un consejo, es no escoger muebles demasiado altos o anchos, pues evitan la sensación de amplitud y el equilibrio entre ellos.

Los muebles han de ser ligeros, dar sensación de transparencia, esto se consigue con el vidrio y bases de metal o madera para dar firmeza.

Los cuadros siempre pequeños, estos dan más amplitud y profundidad en las paredes, pero cuidado con elegir todo en tamaño reducido, también puedes añadir algún objeto grande para romper la monotonía.

Las lámparas que dan amplitud son las verticales, evita candelabros, floreros o lámparas de mesa.

También te puede interesar:  Paredes rústicas de palé en el baño

Fuente: ok decoración