El negro es un color que por lo general, nos da un poco de miedo a la hora de elegirlo para decorar. Pero la verdad es que bien combinado, puede ser todo un acierto. Por ejemplo, si tu salón es de aires actuales y predomina una decoración en blanco, algo rojo, gris… puede ser una idea estupenda.

Se trata de, en una de las paredes, crear un tablón en negro (me encanta la idea de la foto, dándole ese diseño curvado) y sobre él, colocar marcos con fotografías y demás.

Lo cierto es que la idea me parece realmente interesante. Eso sí, se llevará gran parte del protagonismo en la estancia, así que es importante que lo tengas en cuenta para no sobrecargar demasiado.

La idea le dará un toque muy chic a tu salón, con un estilo original y muy personal. Si te animas, ya nos contarás qué tal queda.

Foto de Casasugar

También te puede interesar:  Un baño con vistas al exterior