Diferencias entre colchones de muelles y espuma

Llega el momento de cambiar de colchón y comienzan a surgir las dudas. ¿Cuál escojo? Qué es mejor, ¿un colchón de muelles o viscolástica? Pues bien, la respuesta a estas preguntas irá de la mano de las necesidades de cada persona. Es por ello que lo mejor será conocer las diferencias entre colchones de muelles o espuma y, por consiguiente, las ventajas y desventajas que os pueden aportar cada uno de ellos.

¿Qué diferencia a un colchón de muelles y un colchón de espuma?

Quizás hablar de ventajas y desventajas es algo muy subjetivo, puesto que la elección estará en los requerimientos, características y gustos de cada persona. Por ello, si vas a comprar un colchón de espuma o de muelles, lo ideal es que conozcas las cualidades de cada uno de ellos.

Veamos, con detalle, las diferencias entre colchones de muelles y espuma.

El núcleo

La principal diferencia entre ambos tipos de colchones y lo esencial que nos permite distinguirlos, está en su núcleo, es decir la parte del colchón que le da consistencia.

Por un lado encontramos los colchones de espuma, cuyo núcleo es espumoso (viscolástica, HR, viscogel, látex, soft…) y, por el otro, los colchones con un núcleo formado por muelles (ensacados, de hilo continuo, bicónicos…).

A partir de este dato ya se puede hablar de una de las razones más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir entre los colchones de muelles y los colchones de espuma. Esta es la firmeza.

También te puede interesar:  Una tienda de campaña para tu habitación

Los de muelles son mucho más firmes que los de espuma, dando una mayor sensación de firmeza y estabilidad al tumbarte sobre ellos. A raíz de esto, surge la siguiente diferencia entre ambos: la elasticidad.

Elasticidad

Esa firmeza que poseen los colchones de muelles, le impide tener la elasticidad de uno de espuma. Por ello, los de núcleo espumoso se adaptan mejor al contorno humano.

Además, como el muelle proporciona mayor firmeza, no es adecuado emplearlo en camas articulables, puesto que no aportaría la comodidad necesaria y, además, el producto se acabaría estropeando.

Diferencias entre colchones de muelles y espuma 1

Transpiración

Por norma general, los colchones que transpiran mejor son los de muelles. Esto le permite no condensar tanto el calor y la humedad, siendo así los mejores colchones a usar en épocas de temperaturas altas o para personas que son muy calurosas.

Es cierto que las tecnologías y materiales empleados en los de espuma cada vez los hacen más transpirables, pero aún no están, en ese sentido, al nivel de los de muelles.

Soporte de peso

No todos los colchones están diseñados para soportar el mismo peso. Por su firmeza, los de muelles suelen aguantar más peso sin deformarse, algo que sí puede llegar a pasar en los de espuma.

Por lo tanto, si son dos usuarios los que van a dormir en el colchón o solo una persona corpulenta, lo ideal es optar por uno de muelles.

Vida útil

Esta característica dependerá mucho de la calidad del propio colchón y también del buen uso que se haga del mismo. Aun así, se suele encontrar una mayor durabilidad en los colchones de muelles. Esto se debe, de nuevo, a la firmeza que caracteriza a los primeros, frente a la posibilidad de deformación por uso continuado de los segundos.

También te puede interesar:  Un colchón de sillón

Sin embargo, cabe destacar que el uso de espumas de una calidad superior, como la espumación HR, está dotando a estos colchones de una mayor vida útil sin perder calidad.

Ventajas y desventajas entre colchones de muelles o espuma

Vistas las características generales de cada uno y aunque, como hemos dicho, las ventajas y desventajas entre colchones de muelles o espuma las encontrará cada persona según sus necesidades, este resumen quizás os facilite aún más conocer si es más apropiado uno u otro y así elegir el que mejor se adapte a vosotros.

Colchones de muelles

Apropiados si:

  • Buscas un colchón firme, con buen soporte para el cuello y zona lumbar.
  • Quieres un colchón duradero.
  • Eres una persona calurosa y necesitas que el colchón respire.
  • Será un colchón compartido.
  • Eres una persona corpulenta.

No apropiado si:

  • No te gusta dormir sobre superficies muy firmes.
  • Necesitas un colchón flexible, por ejemplo, para una cama articulable.
  • Tienes problemas de circulación o es para una persona que pase mucho tiempo en cama.

Colchones de espuma

Apropiado si:

  • Buscas dormir sobre una superficie menos dura.
  • Quieres un colchón que se adapte a tu cuerpo.
  • Eres una persona friolera.
  • Te gusta dormir en diferentes posiciones y/o cambias mucho de posición durmiendo.

No apropiado si:

  • Sudas mucho.
  • Te mueves mucho durmiendo.
  • Eres una persona corpulenta o vas a compartir colchón.

Cada persona es un mundo, pero en lo que sí coincidimos todas es en la necesidad e importancia de un buen descanso para nuestra salud. En este sentido, seleccionar el mejor colchón para ello es una tarea que no se debe tomarse a la ligera. Por suerte, como hemos visto, con la información suficiente es mucho más sencillo elegir qué es mejor, si un colchón de muelles o uno de espuma viscolástica, por ejemplo.

También te puede interesar:  Camas convertibles de Clei