7 diferentes tipos de sofás pensados para decorar tu salón

Un elemento imprescindible dentro de cualquier salón es sin duda el sofá. Como suele ser costumbre, dependiendo del espacio y la distribución, se coloca uno o varios sofás. Elegir el adecuado no es tarea sencilla, ya que es importante que el estilo vaya acorde con el resto de la decoración, además de que este sea lo más cómodo posible. Hay que recordar que será en él donde pasemos gran parte de nuestro tiempo cuando estemos en casa, por lo que es importante probar varios modelos hasta dar con el adecuado. Para que la elección os resulte más fácil, podéis visitar el portal sofafabrica.es, una web donde encontrar sofás baratos de gran calidad y que son fabricados en nuestro país, ofreciendo la posibilidad de crear sofás a medida.

Si estás buscando sofás para vuestro salón, hoy os queremos mostrar algunos de los tipos de sofás que pueden ser perfectos para vosotros. Seguir leyendo y descubrir lo que os traemos.

Sofás tradicionales

Cuando hablamos de sofás tradicionales, nos estamos refiriendo a aquellos que son de dos o tres plazas y que se pueden combinar entre sí para conseguir mayor espacio en el salón para el descanso. Si el salón no es muy grande, el uso de estos sofás suele ir acompañado de sillones individuales que cuenten con un estilo similar al sofá.

Sofá chaise longue

De un tiempo a esta parte, este tipo de sofás han adquirido gran protagonismo en los salones de los hogares. Es posible encontrar sofás chaise longe baratos lo que los hacen aún más atractivos. Una de sus principales características es que se trata de sofás de gran tamaño. En ocasiones son tan amplios que parecen camas. Si tienes uno lo suficientemente grande, pueden dormir en él hasta dos personas juntas. Los podemos encontrar en forma de L o modulares.

También te puede interesar:  Giradiscos de diseño, da un toque moderno a tus gustos más retro

Sofá en L

Son la solución perfecta para salones muy grandes de forma cuadrada y perfectos para familias numerosas. Uno de sus grandes beneficios, es que pueden ser utilizados como separador de ambientes gracias a su peculiar forma. Una recomendación, coloca una mesa central frente a este tipo de sofá. Quedará genial.

Sofás rinconera

Se trata de un modelo muy parecido al sofá en L. De hecho, un sofá en L podría considerarse como rinconero ya que, en la mayoría de los casos, los sofás rinconeros tienen una esquina que hace que se acople con la esquina de nuestra casa. En este caso, podemos encontrarnos modelos donde uno de los lados es más largo que el otro, o bien los dos cuenten con el mismo tamaño. Suelen ser muy utilizados gracias a que permiten sacarle mayor partido a las esquinas del salón.

Sofá cama

Un clásico que nos viene acompañando desde hace mucho tiempo. Es la solución perfecta para ganar espacio en nuestro hogar o para ofrecer un espacio donde descansar a esas personas que nos visitan. Hoy en día es posible encontrarnos diferentes modelos de sofás camas que los hacen muy decorativos. Es recomendable pegarlos junto a la pared para que tengamos más espacio a la hora de abrirlo.

Sofás modulares

Sin duda, la forma más flexible de decorar cualquier salón. Se trata de sofás que se diferencia de los demás en que están formados por varias partes, es decir, no es un sofá completo de una sola pieza. Tienen la ventaja de que podemos ir recolocando los elementos que forman parte del sofá según nuestras necesidades o el uso que le vayamos a dar.

También te puede interesar:  Sillones modulares y elegantes

Sofás relax

El sueño de toda persona, un sofá pensado para conseguir el descanso total. Los sofás relax cuentan con respaldo que se reclinan, reposapiés que se levantan para mayor comodidad o mecanismos que realizan acciones de masaje en determinadas zonas de nuestro cuerpo.

¿Cuál de todos los tipos de sofás que os hemos mostrado es el que más os gusta? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!