Si en tu jardín tienes una piscina, sin importar su tamaño, deberás saber que existen algunas zonas de peligro en las cuales deberás enfocarte para evitar los accidentes.

En este artículo nos referiremos a las diferentes zonas de peligro en las piscinas. Tengamos en cuenta que este es un elemento que se agrega a las viviendas para poder disfrutar de momentos de ocio, por eso, para que la satisfacción sea completa deberemos minimizar al máximo posible los peligros que se podrán generar. Es fundamental elegir la pavimentación de la piscina y de sus alrededores de la manera adecuada.

Peligros que deberás evitar

Zonas de peligro
Fuente: Thiago Marques

Si en tu casa tienes niños o suelen visitarte niños y no estás usando tu piscina es muy importante que la tapes con un cubre piscina especial y así evitar un gran dolor de cabeza.

También el suelo deberá estar construido con un material que no sea deslizante. Los pisos más apropiados para las zonas críticas de la piscina son los decks de madera, el piso granulado y las alfombras antideslizantes.

Seguridad en piscinas

Zonas de peligro
Fuente: Candl

Actualmente son muchas los hogares que poseen sus propias piscinas, las cuales les permiten a la familia pasar excelentes momentos en la época del verano momentos que se podrán compartir con la familia y con los amigos. Pero se deberá tomar ciertas precauciones para evitar accidentes y para cuidar la salud, especialmente si hay pequeños menores en la vivienda.

También te puede interesar:  Un sueño hecho realidad: hidromasaje familiar

Ante todo debe primar la seguridad de tu hogar. El tipo de piscina que vayas a elegir dependerá de tus necesidades. Las que más se usan son las piscinas a nivel, a pesar de ello suelen ser las más peligrosas, por eso es necesario que siempre haya alguien vigilando toda la zona de la piscina cuando haya niños cerca, de esta manera se podrán evitar accidentes como la caída en la piscina.

Los expertos recuerdan lo importante que es que se realice un cercado o un vallado alrededor de la piscina u otro mecanismo para que no lleguen a pasar los menores cuando no se pueden atender, otra opción es la de colocar sensores o alarmas que se activan si algo cae al agua.

Nunca dejes que las personas y mucho menos los niños corran por el borde de la piscina ya que se puede generar un grave accidente.

Además se deberá prestar atención a las piezas y mecanismos que pueden llegan a interferir en el funcionamiento de la piscina como son las bombas y los filtros. Estas deberán ser usadas con mucho cuidado para evitar las lesiones, especialmente si se llega a estar trabajando con electricidad, ya que se podría dar una fuerte descarga eléctrica por causa de un cable en mal estado o cortado.

Los elementos que puedan ser considerados peligrosos deberán estar lejos de los menores y en épocas donde no se van a usar (el invierno, por ejemplo) deberán estar guardados, para mantenerlos alejados de los hongos y de las bacterias que pueden aparecer por la humedad. Por más que estén guardados se tendrá que dar un mínimo mantenimiento de forma periódica usando cloro y otros compuestos químicos especial para piscina.

También te puede interesar:  Los cuidados para piscinas hinchables que debes seguir en verano

Los químicos que se emplean para el mantenimiento no tienen que estar al alcance de los pequeños ni de las mascotas de la casa. Son productos sumamente peligrosos para ambos.

Formas de mantener la seguridad

Zonas de peligro
Fuente: Claudio Regina

 

Una de las maneras de garantizar la seguridad es colocando vallas, tienen la ventaja de cercar toda la piscina para que no se pueda tener acceso a ella. Generalmente las vallas miden 1,10 metros y las puertas de acceso tienen cerraduras.

En los últimos años se ha convertido en una buena opción el uso de las pulseras – alarmas que se deben usar en las muñecas de los niños, esta pulsera al estar en contacto con el agua envía una señal a un aparato especial, el cual deberá estar cerca de los padres. Suelen cubrir un radio de 30 metros.

Los sensores de movimiento son colocados en las piscinas y se encargan de emitir una alarma muy fuerte cuando un cuerpo cae al agua. Es una manera de que los padres se sientan más tranquilos si se tiene una piscina en la casa y están preocupados de que puedan caer en la piscina.

Para guardar los diferentes productos de limpieza de la piscina nada mejor que colocar, si el espacio lo permite, una caseta para piscina. Se trata de unas casetas que podrán proteger tus cosas de las inclemencias del tiempo. Se suelen colocar justo al lado de la piscina, en la época del verano sirven de vestuarios y de duchas, así los visitantes tendrán un lugar en donde cambiarte sin ingresar a la vivienda.

También te puede interesar:  Pintando las salas pequeñas

Podrás encontrar dos tipo de casetas, las de obra y las prefabricadas. Las prefabricadas las podrás encontrar en las tiendas especializadas. Encontrarás diferentes modelos, seguramente uno de ellos se adaptará a tus necesidades.