Si has decidido seguir la tendencia y trabajar desde casa es vital que te hagas de una workstation (centro de trabajo) a tu medida. El mejor uso del espacio evitará el estrés y las distracciones, y te hará una persona más productiva. Estas son una serie de pautas que debes tomar en cuenta al momento de montar tu lugar de trabajo en casa.

1. Se arriesgado

Ante espacios reducidos la gente suele ser tímida: escogen objetos pequeños para ambientes pequeños. Y esa pequeñez se trasmite a los colores y los objetos. Está claro que en un espacio reducido sólo cabe un escritorio de dimensiones reducidas, pero eso no debe jugar en contra para vestirlo y ornamentarlo.

Lo cierto es que los espacio pequeños requieren mayor esfuerzo para decorarse que los espacios grandes:
más planificación, más vinculación, más juego entre muebles, objetos y espacio.

Colocar un escritorio azul sobre una pared roja en tono apagado, y decorar alrededor del monitor de la PC con objetos japoneses de vivos tonos es una buena apuesta para delimitar tu territorio de trabajo y hacer crecer visualmente el espacio.

También te puede interesar:  Cómo instalar tu oficina en casa