Diseñar una zona de estudio compartida

En el dormitorio de los niños tanto o más importante que la cama es la zona de estudio, los pequeños deben afrontar a lo largo de muchos años, tareas escolares diarias para las que deben disponer de un espacio bien acondicionado, la labor de diseñar este espacio se complica cuando el cuarto es compartido, puesto que multiplicar por dos tantos muebles y elementos y buscarles un sitio adecuado puede resultar difícil. 

dormitorio juvenil muy moderno asdara6

Es necesario pensar que debemos disponer de una pared completa para tal efecto, puesto que dos niños nunca deben compartir un mismo escritorio, cada uno necesita su rincón completo y bien organizado para trabajar, ahora bien, hay posibilidades para maximizar el aprovechamiento, estrategias en las que podemos pensar para conseguir esta zona en condiciones.

Una gran idea es optar por una mesa corrida de grandes dimensiones, en vez de dos escritorios independientes, en la mesa podemos separar los dos espacios mediante un separador visual como puede ser el ordenador, unos libros o cualquier elemento que no tiene porque ser demasiado grande y por otro lado la continuidad nos permite compartir muebles auxiliares como cajoneras o estanterías.

La propuesta de la imagen es de AS dara, se trata de una composición muy sencilla a base de madera al natural, con pequeños detalles lacados en rojo para dar un toque de alegría, una completa estructura de estantes para la colocación de libros y otros accesorios y cajoneras individuales. Si tenemos un problema de espacio grave, podemos pensar en la opción de cajoneras con ruedas que se puedan mover y en una mesa abatible que se pueda recoger contra la pared, desde luego no es tan cómodo como poder mantenerlo siempre abierto, pero todo es cuestión de acostumbrarse y adquirir el hábito de mantener el orden a diario.

También te puede interesar:  Apartamento juvenil con la cocina empotrada