Disfrutá del Verde en tus Paredes

El verde es uno de los colores más elegidos para cambiar de manera rutilante una habitación sin romper demasiado los esquemas y además aporta una seguridad muy fuerte ya que es muy difícil que las tonalidades de este color queden mal en paredes.

Este color aporta cuando es un tono oscuro frialdad y cuando es claro calidez.
La frialdad de un verde oscuro hará que ese dormitorio sea zona de relax, de reflexión y análisis, en cambio cuando nos inclinamos más por un tono claro será un dormitorio muy alegre, con mucha luz y vida.
Es un color muy combinable y además transmite ideas buenas como el de esperanza, de salud, de naturaleza, etc.

Este es un color que va bien en cualquier habitación y tus paredes lucirán fabulosas así que si no te animas a pintar toda la habitación comienza por una guarda, por los escalones de la escalera o por alguna pared de fondo para que produzca profunda.
Es una excelente opción y la decoración del mobiliario en madera se lucirá de manera fabulosa ya que naturalmente son dos colores que tenemos incorporados como unidos.

También te puede interesar:  Decora tu pared con enchufes en tres dimensiones