La verdad es que de vez en cuando, a todos nos aburre ver siempre los mismos muebles. Pero tal y como están las cosas no siempre tenemos el dinero suficiente para invertir en cambiar los muebles de casa. Y es que reformar la casa, apostando por un estilo diferente en la decoración de interiores, puede costar bastante dinero.

Eso sí, siempre cabe la posibilidad de ponerse manos a la obra y demostrar que la creatividad puede ser un arma estupenda para decorar en casa. Lo cierto es que la tendencia DIY cada vez está más de moda, y no es de extrañar, porque se trata de una manera realmente estupenda de darle un aire diferente a los muebles y a la decoración, sin necesidad de gastar mucho dinero.

Por ejemplo, si tienes un armario en la cocina o en el salón con cristales y no sabes muy bien cómo cambiar su estilo, lo mejor que puedes hacer para conseguir un estilo diferente es poner en práctica esta idea. Por una parte, puedes pintarlo por fuera con pintura de un color suave, o flúor, si prefieres algo más atrevido y un mueble de este estilo encaja bien en la decoración de tu casa.

Después, elige un papel pintado que te guste para forrar la trasera del mueble. Al ser un mueble con cristales, la parte de detrás se ve perfectamente, por lo que el resultado puede ser muy original. En el mercado puedes encontrar gran cantidad de papeles pintados: con estampados adamascados, con un estampado en flores, geométrico… Todo depende de tus gustos y de las ideas que se te ocurran. Lo mejor, eso sí, es elegir un papel a juego con el color en el que pintes el mueble.

También te puede interesar:  Lo que no debes hacer para decorar en San Valentín

Y si quieres poner el toque perfecto, puedes cambiarle también los pomos. ¿Qué te parece la idea?

Vía| Fjeldborg