¿Estás pensando en hacer un cabecero original para tu casa? Entonces, esta idea puede ser todo un acierto para ti, sobre todo si te gusta el mundo del DIY, ya que se trata de una propuesta que no es demasiado complicada, que no requiere un material difícil de encontrar y que, además, resulta muy económico.

No hay duda de que un cabecero como este puede ser un gran acierto a la hora de ponerle el toque perfecto a tu habitación. Te contamos cómo hacerlo, para que veas que no es nada complicado. En primero lugar, necesitarás tablones de madera. Tendrás que unirlos hasta formar una tabla alargada, y poner encima un patrón en papel con la forma del cabecero, para reproducirla con un lápiz sobre la madera, como puedes ver en las imágenes.

El paso siguiente, es pasar una sierra con mucho cuidado, para hacer la forma que has marcado en el cabecero. Ten cuidado de no torcerte y de no astillas demasiado la madera, aunque después tendrás que pasar de todas maneras una lija por la parte superior, para que no quede desigual.

A continuación, asegura el cabecero por detrás, colocando tablas de madera en posición horizontal, para que se quede más armado y mucho más fuerte.

La verdad es que la idea es muy original y como puedes ver, queda realmente bien, ¿no te parece?

Se trata de un cabecero con un cierto toque rústico, que además, puedes personalizar como quieras, puesto que la forma que diseñes al hacer la plantilla en papel puede ser como te guste: con más curvas, con líneas rectas, desigual… Vamos, que ya puedes poner en marcha toda tu creatividad para hacer algo original y diferente. Además, puedes darle una capa de barniz más claro o más oscuro, o incluso personalizar con dibujos, con una pintura en otro color, ¡o como se te ocurra!

También te puede interesar:  DIY PVC para colocar tu secadora

Vía| The accent piece