DIY: un nuevo estilo para unas camas viejas

No es la primera vez que hablamos de originales ideas DIY para darle un nuevo uso, otra “oportunidad”, a muebles que ya no utilizamos o que hemos destinado a un oscuro rincón del trastero. Claro, que habitualmente nos centramos en muebles como sillas, sofás o mesas para darles un estilo nuevo y diferente.

Pero lo cierto es que el reciclaje se puede extender a todos los muebles que imagines… Por ejemplo, seguramente no te habías planteado la posibilidad de reciclar la estructura de una cama, ¿verdad? Pues en este post vas a poder ver cómo una cama vieja y de estilo antiguo puede cambiar completamente gracias a una original idea.

Lo primero que tienes que hacer es elegir bien el color que quieres para el cabecero de la cama, y para la estructura (posiblemente, si se trata de una cama antigua, el cabecero y la base de la cama irán unidas. Después, pinta la estructura en el color que hayas elegido.

Una idea que puede quedar muy bien y te puede servir para ponerle un toque muy original a la cama es forrar la parte del cabecero en tela. Lo único que tienes que conseguir es guata y una tela de un estampado que te guste. Para forrar el cabecero, te hará falta una grapadora profesional, para dejar la tela bien sujeta.

La idea es realmente estupenda. La cama ya ha cambiado por completo, pero no olvides que el textil de cama y los cojines hacen mucho, así que opta por algo original y que encaje con el estilo que quieras para tu habitación.

La verdad es que todo depende de si se trata de una cama para la habitación de los niños, para el cuarto de invitados… Lo mejor de todo es que esta idea te permite personalizar la cama a tu gusto.

También te puede interesar:  Decorar la terraza con palets: ideas low cost para este verano

Fotos de My old country house