¿Estás pensando en ponerle un toque original y diferente a la decoración de tu casa? En ese caso, puede que esta idea te resulte interesante, puesto que puedes utilizarla para decorar cualquier rincón de tu casa, con un toque muy alegre y desenfadado y, lo mejor de todo, sin necesidad de dejarte un dineral, porque se trata de una idea que puedes hacer tú mismo.

Sin duda, es un DIY realmente interesante, que puedes hacer sin necesidad de gastar mucho y lo mejor de todo, sin necesidad de ser un auténtico experto en manualidades. A diferencia de lo que sucede en otras ocasiones, en este caso se trata de algo sencillo que puede funcionar muy bien. Lo único que necesitarás son cestas tipo mimbre y un spray plateado.

Y es que no sé si sabrás que el plateado es un color que se lleva mucho, y puede quedar realmente bien en tu casa, poniendo un toque diferente y sofisticado.

Lo único que tienes que hacer es coger las cestas y proteger bien las asas, para que no las manches. Tápalas con cinta de carrocero, por ejemplo, que después puedas quitar con facilidad. El siguiente paso a seguir es este: aplica la pintura plateada en spray por toda la cesta, sin que queden zonas menos cubiertas, consiguiendo un resultado homogéneo. El paso siguiente es dejar secar y destapar las asas, que se habrán quedado en color mimbre, haciendo un conntraste perfecto.

¿Qué te ha parecido la idea? La verdad es que es estupenda, sencilla y el resultado es impresionante. No me digas que no te gusta lo bien que quedan las cestas… Cualquier lugar de la casa es perfecto para ponerlas, pero sin duda, en una habitación toda blanca destacan un montón y resaltan muchísimo, así que ya sabes, ¡a buscarles sitio!

También te puede interesar:  Alfombras redondas, una buena alternativa

Vía| Apartment Therapy