¿Te gustan las manualidades y el mundo del DIY? En ese caso, no puedes perder de vista esta original idea, que puede ser todo un acierto a la hora de decorar en tu casa, sobre todo, porque se trata de un detalle que puede funcionar muy bien y que es muy sencillo de hacer.

En este caso, no necesitas tener grandes habilidades para las manualidades, porque aunque este cuadro queda muy bien, no exige demasiado.

Para empezar, necesitarás los materiales:

Solamente necesitas una cartulina, acuarelas, una paleta para dejar la pintura y un pincel.

Para empezar, dibuja una guía con lápiz, una línea recta de la que partirá el dibujo, con varios círculos que te sirvan de guía porque a partir de cada uno de ellos, tendrás que comenzar el dibujo.

La técnica es muy sencilla: simplemente tienes que elegir un color, y partir desde uno de los puntos hacia el otro extremo de la cartulina, dibujando una línea. No te quedará absolutamente recta, pero no importa. Esa es precisamente parte de la gracia de esta original propuesta.

Repite todas las veces que sean necesarias, hasta que hayas llenado la cartulina. Fíjate bien en el proceso.

En cuanto a los colores elegidos, puedes optar por los que tú prefieras. Por ejemplo, una combinación de colores cálidos puede ser perfecta, pero todo depende de los tonos que tengas en la estancia que quieres decorar.

Sea dual sea la gama de colores que vas a elegir, la clave para que quede bien es optar por una combinación armónica de colores. Para terminar, simplemente tienes que enmarcar tu cuadro. Puedes hacerlo con una moldura recargada, o simplemente con cristal y un marco muy fino, si lo que quieres es que sean los colores y el dibujo los verdaderos protagonistas.

También te puede interesar:  Enmarca tus tejidos al crochet

¿Te ha gustado la idea?

Fotos de Design gratis london