Los cuadros son una parte muy importante de la decoración de una casa. No hay que olvidar que sobre una pared lisa un cuadro adquiere una gran importancia, convirtiéndose en un punto de atención que hace del cuadro el protagonista del espacio. Por eso, aunque no siempre lo hacemos, es importante elegir bien qué cuadros poner para decorar en casa.

No hay duda de que en el mercado se puede encontrar una gran cantidad de cuadros, opciones de lo más variadas que ofrecen muchas posibilidades, desde los diseños más clásicos hasta los más actuales y rompedores. Pero si lo que quieres es algo diferente de verdad, una de las mejores alternativas es que te pongas manos a la obra y, con un poco de creatividad y tu estilo más personal, seas capaz de hacer un DIY diferente.

Eso es precisamente lo que te proponemos en este post: un DIY para decorar las paredes de tu casa con algo que sea especial para ti. Necesitarás un marco, lo mejor es que sea sencillo y con el exterior de madera. Y es que el DIY que te proponemos es de lo más “verde”. Se trata de encuadrar hojas secas, pero de una manera muy especial.

Por un lado, puedes optar por elegir hojas que tengan un cierto significado para ti: que sean de un lugar que te encanta, del sitio en el que te prometiste, de un lugar de la infancia… Las hojas secas para el cuadro irán pegadas sobre unas páginas con aspecto de pertenecer a un libro viejo.

También te puede interesar:  DIY Mariposas para decorar

Puedes escribirlas en el ordenador, con una tipografía antigua (ahora hay muchas cosas estupendas) y darles aspecto envejecido mojándolas con té y dejando que se sequen, por ejemplo. Elige un texto bonito, de tu libro preferido, un poema que te guste… Así, conseguirás unos preciosos cuadros con mucho significado.

¿Qué te parece la idea?

Vía| Restored Style