DIY: pinta las patas de la mesa

La tendencia DIY, como ya hemos comentado en otras ocasiones, cada vez se lleva más lo de ponerle un toque personal y diferente a los muebles tirando de creatividad.

Gracias a este tipo de ideas y soluciones, se puede dar un aire nuevo y muy personal a cualquier tipo de mueble de casa que sea algo “soso”, pero también existe la posibilidad de poder volver a utilizar un mueble que se ha quedado viejo o pasado de moda.

La idea de la que vamos a hablar hoy puede servir para cualquiera de las dos opciones anteriores, puesto que se trata de una solución sencilla para poner un toque original a cualquier mesa o taburete. Se trata de elegir un color y pintar las patas, hasta la mitad, unas más arriba que otras…

Realmente, para que quede bie, lo mejor es que las patas de la mesa o del taburete sean de las que tienen formas redondeadas, cuadradas… puesto que es una manera de destacar mucho más la pintura, aunque se puede optar por pintar patas normales, y decorarlas combinando dos colores, por ejemplo.

En este caso, se ha elegido el blanco, que queda muy bien con el color madera, pero se puede optar por cualquier tono, desde los más alegres y llamativos, hasta los colores pastel o incluso los tonos oscuros.

Lo mejor de todo es que no hace falta gastarse mucho dinero en poner en marcha esta original idea y, además, no resulta excesivamente complicada, por lo que no tienes que ser experto en manualidades para que te quede perfecto.

¿Te animas?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Una mesa clásica para Navidad