Los marcos de fotos son un elemento decorativo al que solemos recurrir con mucha frecuencia. A pesar de que hace algún tiempo se pusieron muy de moda los marcos digitales, que tenían la ventaja de que las fotos iban cambiando y demás, hay que reconocer que los marcos de fotos tradicionales, los de toda la vida, tienen un encanto que nadie les puede quitar. Por eso, siguen siendo uno de los detalles que más nos gustan a la hora de decorar. Y es que si lo piensas… ¿cuántos marcos de fotos tienes puestos en tu casa?

Si estás buscando alguno nuevo, o si has encontrado unos marcos viejos y estás pensando en tirarlos a la basura, hay una idea que te puede encantar. Se trata de un DIY muy fácil de hacer, al que no vas a poder resistirte. Y es que el resultado es de lo más chic, ¡a mí me encanta lo bien que queda!

Lo único que necesitas es un marco y unas joyas viejas, tipo broches y algún collar con abalorios o perlitas. Si no tienes nada que quieras utilizar para decorar el marco, seguro que en tiendas de bisutería encuentras de todo: broches, collares, cadenitas… Lo mejor de todo es que suelen estar a precios realmente estupendos y así, no tendrás que gastarte un dineral para decorar el marco.

Además, antes de colocar los detalles puedes pintarlo del color que quieras. El negro queda muy bien, porque los abalorios contrastan mucho, aunque el plateado también es una opción muy acertada. Además, puedes añadir otros detalles que te gusten. Por ejemplo, una pluma en una de las esquinas inferiores puede darle al marco un toque muy chic.

También te puede interesar:  Trucos para pintar la habitación

Precisamente esa es una de las ventajas de este marco, que lo puedes personalizar a tu gusto, con los detalles que quieras.

Foto de BluKatkraft