DIY: restaurar una cómoda

¿Tienes en casa una cómoda vieja que quieres tirar? Puede que acabar con ella o desterrarla al trastero, no tiene por qué ser la mejor alternativa. En los últimos tiempos, como ya hemos comentado en muchas ocasiones, el DIY y el reciclaje se han puesto muy de moda (en parte por eso de la crisis, en parte porque el DIY ofrece una exclusividad que se ha convertido en toda una tendencia…).

Por eso, hoy vamos a proponer un DIY de lo más original, que es bastante sencillo y que puede quedar realmente bien. Lo primero que tienes que hacer con la cómoda que quieres customizar es lijarla bien para eliminar restos de pintura o barniz viejos. A continuación, aplica pintura en color azul oscuro, como en la imagen.

A la hora de ir a comparar la pintura, lo mejor es pedir consejo en la tienda, para que te den la pintura más adecuada o también para que te aconsejen bien sobre cómo conseguir un efecto envejecido, o cuál es la mejor pintura para lograr este efecto.

Después de pintar toda la cómoda, es importante dejar que se seque bien. Mientras, puedes buscar unos pomos originales y con estilo. Los de la foto tienen forma de rosa, y son de un color amarillo que contrasta muy bien con el azul de la cómoda. Pero también puedes buscarlos en blanco, en plata, más románticos, de un estilo vintage… Ármate de paciencia y busca en varios sitios, seguro que al final encuentras algo precioso.

También puedes buscar plantillas que servirán para hacer el dibujo en los cajones. Como puedes ver, un dibujo adamascado en un color claro es la mejor opción, pero puedes elegir lo que más te guste, dependiendo del estilo final que quieras darle a la cómoda.

También te puede interesar:  Decorar una sala pequeña

¿A que es una idea de lo más original?

Foto de Casa sugar