repisas

Ya conoces este concepto, reciclar sillas para convertirlas en repisas. Y aunque lo hemos visto en estupendas sugerencias para el dormitorio o para el salón y aún en la cocina, cierto es que ahora te encantará conocer que puedes aprovecharla también dentro de la decoración infantil. Además, es una forma de reciclaje que nos encanta, porque decorar y ahorrar dinero no es algo que se haga tan fácil como esta decoración.

Como todo debe ir adaptado al ambiente en el que se colocará, en este caso un dormitorio infantil, necesitarás reciclar sillas de pequeño tamaño. Hay que hacer un poco de trabajo manual, y esto es quitarle a las sillas la parte del asiento para utilizar el respaldo que es lo que nos sirve para esta decoración tan original que nos permite reciclar las sillas que quizá no usamos tanto o ya no sirven y que podemos aprovechar ahora.

Como puedes ver en la imagen que ilustra este post, se pueden usar diferentes tamaños del respaldo de la silla, cortando poco o mucho el mismo podrás tener una repisa pequeña o mediana y en ella como ves también colocar bolsas u otros detalles como prendas que necesitamos colgar para mantener el orden en la estancia. Una manera fabulosa de al mismo tiempo decorar porque puedes pintarlas en bonitos colores que combinen o contrasten con el  resto de la decoración.

Así que puedes reciclar las sillas que tienes abandonadas en casa, darles un poco de mantenimiento, pintarlas, cortarlas y colocarlas en la pared. Y claro que lucen muy bien, en esta imagen tienes para inspirarte, podrás personalizarlas, usando el color que más te guste y usando la cantidad que quieras, pon el toque de originalidad a la estancia sin trabajar mucho pero también sin gastar mucho, y por supuesto, sin renunciar a decorar y organizar con mucho atractivo.

También te puede interesar:  Decorar con carteles

Imagen: Kids