Realiza tu propio sello con corchos reciclados

DIY: Tu propio sello de corcho

¿Quién no jugó de niño con los famosos sellos de goma con los que se estampaban caricaturas y dibujos simples sobre cuadernos, paredes y todo tipo de superficie? Sin duda se trataba de un juego muy divertido, y aunque ahora está en desuso, no ha muerto por completo, y especialmente muchas niñas siguen divirtiéndose con los sellos de goma.

Aunque para ello no es necesario adquirirlos en una juguetería o papelería, pues tu mismo puedes fabricar un sello infantil, de forma fácil y muy económica.

Para ello, lo principal que necesitarás será un tapón de corcho por cada sello que quieras realizar. Seguramente tengas alguna botella de vino vacía en tu casa, por lo que hacerte con uno de estos corchos no te resultará difícil.

Una vez que tienes la materia prima, debes decidir que figura tendrá tu sello, para luego comenzar a “tallarla” del lado más ancho del corcho. Para ello primero dibuja la figura: puede ser desde un simple corazón, hasta las iniciales de tu nombre.

El siguiente paso requiere de mucha atención y destreza para que todo salga bien y no haya accidentes, pues la herramienta que se utilizarás será una trincheta, con la cual deberás cortar la parte del corcho externa al dibujo, para lograr que éste sobresalga del resto del corcho, tal como se ve en la fotografía.

Debes cuidar que el corte se ajuste perfectamente al diseño que habías realizado, para que, una vez el sello terminado, la marca que se imprimas con el mismo quede nítida y pareja. Además debes tener en cuenta que el corcho es algo duro para cortar, por lo que deberás tener mucha paciencia durante este paso.

También te puede interesar:  Un organizador de palé para el baño

Una vez que hayas terminado de retirar la zona exterior al diseño, ya tendrás tu sello de corcho reciclado listo. Solamente deberás mojarlo en un poco de tinta y comenzar a estampar tu marca personal en cualquier lugar.