columpio reciclado

Si estabas deseando agradar al bebé para que se divierta en un columpio, ya no lo pienses más, y olvida que no tienes el dinero para comprar uno por caro o barato que sea, si tú puedes hacer un columpio reciclado para el bebé. Seguro que pasarán horas de alegre compañía mientras juegan en él y ahora que es otoño podrás colocarlo en un rincón dentro de casa donde tengas espacio para la diversión ¿no es perfecta idea?

El reciclaje nos apasiona en nuestro espacio, y es fácil comprender por qué, con reciclar podemos emplear nuestra creatividad y hacer mil cosas interesantes que resultan también útiles para el hogar y como en este caso, divertidas. Y también podemos y esto es estupendo, ser congruentes con el cuidado del planeta, evitando tirar cosas que en realidad todavía tienen algo de vida útil, así que vamos a ponernos manos a la obra.

Para este columpio reciclado para bebé, solamente necesitarás un viejo bote de pintura que has desechado luego de acabar con su contenido. A que tienes muchos olvidados en el trastero, una cuerda resistente que aguante al peso del bebé y al vaivén del jugar en el columpio. Y un cutter o cuchilla con que cortar el bote en forma de columpio ¿no te parece que es tan fácil reunir todo? ¡más fácil hacerlo y en poco tiempo que emplearás!

Guíate por la imagen final y verás que es fácil recortar, aprovecha también una lija que funcione bien para el plástico del que está hecho el bote para lijar asperezas y que el bebé no vaya a lastimarse o cortarse, éste es un detalle que no debes obviar y al que debes darle tiempo suficiente. Alisar al máximo la superficie para que sea cómoda y segura. ¿lista para empezar a crear un columpio original y barato?

También te puede interesar:  Un 600 reciclado y convertido en sillón para Buenafuente

Imagen: Pinterest