Aunque cuando hablamos de ideas originales y diferentes para decorar solemos centrarnos muchas veces en las posibilidades que ofrece la decoración de interiores, lo cierto es que también se pueden hacer cosas diferentes en la decoración de nuestra casa, en el exterior.

Por ejemplo, si vives en un chalet o en una casa independiente, hay algo que lo que quizá no te has fijado nunca, pero que también puede aportarle personalidad a tu casa: el número de puerta.

Generalmente, los números de puerta suelen ser los que nos entregan con la vivienda, pero la verdad es que existe la posibilidad de hacer uno personal y muy sencillo, como el que te enseñamos hoy.

La ventaja es que le aporta un toque personal a la puerta de tu casa, y teniendo en cuenta que es una de las cosas que primero se ve al llegar, merece la pena hacer algo diferente si quieres que tu casa destaque por ser original y estar llena de tendencias únicas. Lo cierto es que me encanta lo bien que queda, ¿qué te parece?

Además, lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer. Simplemente tienes que dibujar la silueta del número con lápiz y después, clavar varios clavos a lo largo de todo el número, para formar la silueta del mismo. Puedes pintarlo en blanco, a juego con la pared, como en esta foto, o dejar los clavos en el color que tienen habitualmente.

Para acabar, lo siguiente que tienes que hacer es coger un hilo del color que más te guste y realizar un entramado de red, dejando el número mucho más tupido y visible. La verdad es que que queda genial, y si quieres que sea más reintente, puedes optar por hacer el enrejado del número con alambre, que dura más tiempo y es más duro.

También te puede interesar:  ¿De qué color pinto mi casa? 2

Foto de Caris Hurd