Las estanterías son uno de los muebles de la casa que más me gustan. Y es que al margen de su parte más funcional, ofrecen una gran cantidad de alternativas a la hora de decorar. Una estantería puede acabar convertida casi casi en una escultura, sobre todo en los casos en los que destaca mucho más la parte estética que la funcional.

Por eso, merece la pena descubrir ideas tan originales como esta estantería. Lo mejor de todo es que con un poco de imaginación y creatividad, ¡puedes hacer una igual para tu casa!

Para hacer una estantería de este estilo, tendrás que ir guardando los envases y cajas cilíndricos que encuentres por casa, como estos.

Después, lo único que tienes que hacer es cortar los tubos en varias partes de un grosor parecido. Cada uno de los tubos puede ser diferente o les puedes dar una decoración en común. El washi tape, del que tanto hemos hablado en muchas ocasiones, puede ser una alternativa perfecta para forrar los tubos o para decorar los bordes.

Por ejemplo, esta es la propuesta de esta estantería, con motivos idénticos a los de una cinta métrica, un detalle de lo más original y muy creativo.

Una vez que tienes todos los tubos forrados, puedes pegarlos entre sí haciendo una forma original, la que más te guste, y para ponerle un toque original y divertido, elige un lazo de un color llamativo, para que parezca que los tubos están atados entre sí. Otra opción es utilizar una cuerda, más rústica, pero también muy original.

También te puede interesar:  Portavasos de fieltro en forma de hojas

En este caso es de color rojo, que destaca mucho con los tubos, pero se puede optar por cualquier otro tono que encaje con el estilo de la decoración, una alternativa realmente estupenda. Eso sí, ten en cuenta que la forma de las estanterías hace que no valgan para colocar de todo…

Vía| Maries fabrik