El DIY es una de las tendencias más de moda en los últimos tiempos. Son muchas las razones por las que el “hazlo tú mismo” está triunfando en todo el mundo. Lo cierto es que hacer tú mismo los detalles de decoración para tu casa, lo único que necesitas es un poco de imaginación, creatividad y algunos materiales, que normalmente suelen ser bastante económicos.

Un ejemplo de idea DIY sencilla de hacer es este zapatero que además, es muy original y tiene mucho estilo. Se trata de una idea que no es nada complicada, y que consiste en utilizar una tabla como zapatero, añadiéndole algunas tablas pequeñas, tipo molduras, en horizontal, para poder apoyar el tacón de los zapatos, y que sirven como sujeción.

Para empezar, tienes que elegir el tipo de moldura que vas a colocar y la distancia a la que quieres ponerlas, dependiendo del tipo de zapatos que vayas a poner y del espacio que quieres que quede entre ellos. El siguiente paso es elegir un color. En la imagen está en negro, pero todo depende de dónde lo vayas a colocar, de lo que quieras poner alrededor… La verdad es que hay muchas posibilidades, desde los colores claros hasta los flúor…

Después, puedes clavar las molduras y además, asegurarlas con pegamento, para que se queden bien sujetas. El zapatero se queda apoyado en la pared, y puedes ir colocando tus zapatos, eso sí, ten en cuenta que siempre estarán a la vista de todos. ¿Qué te parece la propuesta? Como ves, no hace falta que seas un experto en manualidades, ni mucho menos, porque no es nada complicado y el resultado, como ves, es estupendo.

También te puede interesar:  Cambiar el aspecto a tus puertas

¿Te animas a hacer un zapatero como este? Aquí tienes unas imágenes más, para que veas el lateral y algún detalle.

Fotos de Apartment Therapy