Realiza un velador artesanal

DIY: Velador artesanal

Los veladores son unos objetos muy comunes en la decoración infantil, ya que su efecto de juegos de luces y sombras crea una atmósfera ideal para acompañar el sueño de los niños. Pero además de esto, los veladores resultan unos detalles perfectos para decorar cualquier parte de la casa, por lo que hoy veremos cómo realizar un velador artesanal, con materiales que probablemente ya tengas en tu hogar.

En primer lugar, necesitarás un vaso de vidrio, preferiblemente recto y lo más ancho posible; un trozo de papel manteca o de calco; fibras o marcadores negros; y una vela.

Para realizar este velador, lo primero que debes hacer es recortar el papel de calco de modo de obtener una tira que cubra perfectamente toda la circunferencia del vaso, pero sin superponer demasiado las puntas.

Cuando tengas listo el papel de calco, tendrás que trazar sobre él, o calcar, la silueta de un dibujo o paisaje que te guste. En nuestro caso hemos utilizado imágenes de un labrador en un carro aproximándose a un árbol, y a una graciosa bruja inclinada sobre su calderón. Como ves, el dibujo debe extenderse por todo el papel, y jugar con las formas y diseños.

Una vez que tengas tu dibujo trazado, comienza a pintar las partes que serán las oscuras con los marcadores negros, cuidando de dejar pequeños espacios sin pintar para dar un mayor efecto de realidad, como pueden ser los ojos de las personas, espacios entre las ramas de los árboles o detalles de este tipo.

Cuando hayas acabado de colorear los espacios oscuros, deja que se seque bien la tinta, y luego procede a fijar tu pantalla de papel d calco entorno al vaso. Para esto puedes ayudarte con un poco de cinta adhesiva, pero ten cuidado de realizar esta tarea de la forma más prolija posible, para lograr una mejor presencia.

También te puede interesar:  Estrella navideña de papel paso a paso

Ahora solo te resta colocar una vela en el interior del vaso para tener listo tú velador. Pero ten en cuenta que la vela no debería pasar de la mitad de la altura del vaso.

Al momento de encender tu candela, verás como las partes sin colorear del dibujo se iluminan y crean una sensación muy apacible.

Inclusive, en los dibujos que recrean paisajes, la luz de la vela a través del velador pareciera ser un bonito atardecer.