Dormitorio a rayas para los más pequeños

1
99

Los lunares y las rayas son motivos habituales en la decoración de paredes, muebles y complementos textiles, en particular las rayas sirven incluso para crear efectos como por ejemplo incrementar la altura en un cuarto juvenil abuhardillado, la decoración con rayas es sencilla, sólo hay que elegir un color para el fondo, que bien puede ser el blanco y uno o varios tonos para las franjas.

cuna a rayas fuli and c

Podemos coordinar en un cuarto de bebé desde el protector de la cuna hasta la colcha, pasando por las cortinas, la funda del cambiador, la pantalla de la lámpara o incluso la alfombra, no tienen por que se exactamente las mismas rayas ni el mismo tejido en todos los elementos, podemo combinar dos tipos uno para los accesorios más personales, cuna y cambiador y otro para los de ambiente, cortinas y alfombras.

A la hora de elegir colores la duda puede ser si optar por tonos fríos o cálidos, combinaciones de azul, con gris, malva o chocolate o bien de fucsia, con naranja o amarillo, dependiendo de que el cuarto sea para niño o niña y también del temperamento de este así como de nuestro gusto personal, podemos decantarnos por una u otra opción, para muchos, la primera idea es más elegante, pero la segunda resulta más divertida.

cambiador a rayas fuli and c

En la imagen una propuesta de Fuli&C en este caso la elección de colores está realizada en base al azul, sobre fondo blanco y las rayas en azul y gris adornan todos y cada uno de los elementos del dormitorio desde los más grandes hasta los más pequeños, en este caso las rayas son simétricas, homogéneas y del mismo ancho en todos los casos, posiblemente con la intención de proporcionar orden y equilibrio, aunque bien podrían ser algo más asimétricas si buscamos un aspecto más desenfadado.

1 Comentario

Dejar respuesta