dormitorio infantil

Te presentamos una idea genial para decorar un dormitorio infantil, y es que lejos de pensar en detalles podemos pensar en hacernos de una estancia más original y acogedora. Como en este caso, aprovechar el color negro que se usaba para las pizarras que se utilizaban antaño, para crear una pared muy atractiva y original en donde además, usando tiza podremos hacer originales diseños. O podemos pintar la pared y usar el blanco para decorar el resto en forma de pizarra con figuras que semejan trazos infantiles.

El color con un tono entre negro y gris que es el color pizarra, se ve muy bien y resulta práctico para usar en este caso para pintar la pared de un dormitorio infantil. Aunque hay que tener en cuenta que el color suele oscurecer por ello hay que equilibrar con color blanco, como se ve en la imagen, con techo y alguna otra pared en blanco que además hacer ver muy elegante porque el negro y el blanco siempre se fusionan espléndidamente.

Esta decoración infantil permite además que se pueda usar otros colores, más vibrantes e intensos para decorar la habitación, como los que se usan en este caso para los adornos de pared, la ropa de cama, y detalles coloridos. Pero también se aprovecha una pequeña alfombra que reúne los dos colores protagonistas que son el blanco y el negro y que se agrega a una decoración que se ve muy bien en un entorno infantil.

Así que para decorar el dormitorio de un niño o niña, ésta es una idea práctica y atractiva que también resulta adecuada para quienes no quieren gastar mucho dinero,  porque la pintura ni es cara ni tampoco difícil de utilizar, así que tú misma escoges el color y tú misma puedes pintar, para lograr este bonito dormitorio.

También te puede interesar:  Personalización de nuestros espacios

Imagen: Slimane Room