Cuando se quiere renovar el colorido en la decoración de dormitoriosse pueden elegir muchos colores. Y contra lo que algunos podrían pensarse, también los colores más mates como el marrón, resultan favorables si se saben aprovechar. El marrón es un color que gusta a muchas personas, suele ser un color elegante y transmite una sensación de relax que todos podemos aprovechar en un ambiente como la habitación. Sobretodo hay muchas tonalidades lo que lo hacen muy versátil.

Pero no todo es favorable, por mucho que te guste el color marrón para una habitaciónno debes usarlo totalmente en ella, porque puede resultar en un oscurecimiento del ambiente, ya que le resta luminosidad y sino es una habitación, y aún cuando lo es, bien iluminada, el efecto es cansante y poco atractivo. Hay que combinar el marrón con otros colores iluminadores como el beige o el blanco para transmitir claridad y para una apariencia muy elegante.

La combinación del marrón con colores como el mostaza o el rojo, resulta en una decoración de dormitorio muy colorida y moderna, así que tienes muchas opciones de combinación. Hay que concentrarse en el marrón en las paredes,  pero si has elegido el mobiliario en materiales o madera marrón, debes evitar llevar el marrón a la pintura porque el ambiente como hemos dicho será más oscuro y demasiado sobrecargado.

Si prefieres el mobiliario en marrón entonces, elige tonalidades de beige o marrón muy claro para las paredes, esto equilibra la apariencia de la habitación y luce muy atractivo y elegante. También puedes recurrir al marrón como parte de los complementos, cortinajes y ropa de cama.  Y por supuesto puedes “zonificar” el uso del color, usando marrón en unas zonas y beige o blanco en otras y combinando ambos colores en los detalles como cojines y almohadas.

También te puede interesar:  El verde en un dormitorio femenino