La decoración infantil es una decoración muy importante en cualquier hogar puesto que los niños crecen y se desarrollan dentro de esas estancias que deben tener estilo y personalidad propia. Por eso su decoración debe ser la adecuada y además de tener en cuenta cosas como los colores, la luminosidad y los accesorios, se puede crear estancias muy divertidas para potenciar su imaginación y que se lo pasen estupendamente en estas habitaciones con encanto. ¿Quieres tener algunas ideas? ¡Sigue leyendo!

A los niños desde bien pequeños les encanta tener “su guarida” donde esconderse y tener su intimidad para jugar, para leer o para hablar confidencias con los amigos. ¿Te imaginas cómo se divertiría si en su dormitorio tuviera una casa de juguete para esconderse? ¿Y si su cama estuviera dentro de una casa de telas? ¡Sería estupendo!

 ¿Conoces a algún niño que no le gusten los toboganes? Otra opción para un dormitorio divertido es que si la habitación es compartida, las literas de los niños contara con un tobogan en la litera superior para bajarse al suelo. ¡Los niños se pelearían por dormir en la cama de arriba! Para que parezca una fortaleza la cama de abajo se puede esconder tras una bonitas telas acorde a los colores de la habitación. Además el pequeño detrás de estas cortinas se sentirá especial y muy cómodo porque encontrará también su propia intimidad.

cama divertida2

Para agregar aún más elementos divertidos puedes decorar las paredes con fotomurales o posters con motivos divertidos que los niños siempre que lo vean se sientan bien.

Para acabar me gustaría comentarte otra idea que personalmente me encanta, que es pintar una pared de la habitación de los niños con pintura de pizarra. Se lo pasarán estupendamente pudiendo dibujar y escribir todo lo que quieran y cuando quieran, porque después lo podrán borrar y volver a empezar.

También te puede interesar:  Una habitación de cuento ¡Querrás una igual!

¿Cuál de estas estupendas ideas te gusta más? ¡Cuéntanos!