A la hora de decorar la habitación de los niños, siempre es bueno escuchar su criterio. Está claro que no hay que ceñirse siempre a lo que ellos quieran, puesto que al fin y al cabo son niños, y sus ideas no siempre son las más acertadas.

Sin embargo, hay ocasiones en las que darles un capricho no está nada mal. Por ejemplo, ¿qué te parece la idea de poner un dosel en la cama de tu hija para que se sienta como una princesa? Está claro que no te vas a gastar un dineral, puesto que luego puede que le deje de gustar y haya que quitarlo, pero la buena noticia es que hay maneras sencillas y económicas para hacerlo.

Lo único que necesitas es colgar del techo una lámpara o una tulipa de lámpara que no pese, para cubrirla con un tul que caiga sobre el cabecero, como puedes ver en la foto. Una de las ventajas es que hay tiendas (creo que en IKEA tienes algo del estilo) que ya lo venden hecho, la parte de arriba con el tul tipo mosquitera.

Para ponerle un toque más personal, puedes añadir también una tira de lucecitas, que quedarán genial sobre todo por la noche, ¡y listo! Nunca fue tan fácil ponerle un toque original y con estilo, en plan “princesa” a la habitación de las pequeñas.

Seguro que a las niñas les encanta y no olvides que lo mejor de todo es que es una idea muy fácil de hacer y que te saldrá muy bien de presupuesto. ¿Te animas a probar? Eso sí, recuerda que es importante que haya algo de espacio alrededor de la cama para que el tul se luzca bien, por eso, colocarla en diagonal, como está en la foto, puede ser una muy buena alternativa.

También te puede interesar:  Cómo mantener los muebles de bambú

Foto de Apartment Therapy