Una de las más resonadas sorpresas de Milán 2009 fue un librero muy especial, y un mueble que creemos debería estar en todas las escuelas, pues permite llevar los libros a todas partes y, al mismo tiempo, aporta un sitio confortable para leer: Easy Ryder.

easy-ryder

Nils Holger Moormann, diseñador alemán, presentó un mueble que es una mezcla inspirada de banca, librero y patín, y creemos que una pieza irresistible para cualquier amante de los libros, el diseño y las ruedas.

Elborado en sólida madera de abedul contrachapada, Easy Ryder es, en primera instancia, un lounge portátil, que se lleva fácilmente a cualquier lugar de la casa, con un cómodo cojín forrado. La clave es una gruesa rueda que permite el desplazamiento.

Un tablón insertado al final de base funge como respaldo. En la parte baja, se abre un hueco donde se depositan los libros, en hilera, y el detalle que convierte a Easy Ryder en un noble alegato a favor de la libre lectura.

Fuente | Dezeen

También te puede interesar:  Fundas nórdicas para cuartos infantiles