Engaña a la vista para que tu salón parezca más grande

Los que vivimos en pisos pequeños nos las vemos y nos las deseamos para aprovechar todos los rincones. Y claro, como consecuencia de eso, en ocasiones nos pasamos con la recarga del espacio y hacemos que el salón parezca aún más pequeño de lo que es.

Para evitarlo, tenemos que seguir algunos trucos que se basan, sobre todo, en los efectos ópticos y en cómo los ojos perciben los espacios en tres dimensiones. Aunque lo ideal sería que todo fuese más amplio, cuando no se puede, no se puede. Así que estas trampillas pueden venir muy bien.

Una idea puede ser utilizar muebles de pequeño tamaño. Así el espacio parecerá mucho más grande, porque nuestra mente lo compara, inconscientemente, con eso. Lo mismo pasa con la perspectiva: si utilizas objetos claros y con detalles poco definidos parecerá que están más lejos. Pinta la pared con tonos suaves y lisos y si quieres que algo se note más, que tenga unos tonos más intensos o con textura.

La iluminación también es importante y por eso las estancias pintadas en tonos suaves parecen mucho más amplias de lo que son. Por eso huye de tonos intensos y oscuros porque absorberán la luz. Y un truco: si pintas las ventanas de blanco y la pared donde está encuadrada tiene un toque un poco oscuro se verá como mucho más amplia.

¿Te parece magia? Pues no es más que la manera que nuestra mente tiene de interpretar los colores, los espacios y las perspectivas. Y sabiendo esto, ¿qué vas a hacer en tu salón?

También te puede interesar:  Decorar dormitorio con palets