Efecto degradé en las paredes

Las paredes pintadas con un efecto degradé podrán tener mucha personalidad, además de ser una de las técnicas decorativas más bonitas que se emplean en la actualidad.

El bonito efecto degradé en tus paredes

Conseguir un efecto degradé
Fuente: Pretty Handy Girl

El efecto degrade es perfecto para quienes quieran conseguir un estilo personalizado, para que el trabajo tenga el mejor acabado se puede realizar con una pistola o compresor, en este caso necesitarás algo de experiencia y las herramientas adecuadas.

Si no cuentas con las herramientas y la práctica necesaria podrás conseguir un efecto muy bonito usando el equipo de pintura básico, común. Hoy te daremos algunos consejos para conseguir el mejor efecto degradé en las paredes de tu vivienda, recuerda que, como en todas las técnicas decorativas, no debemos exagerar en su uso. Bastará cubrir una o dos paredes de la habitación sin saturar el ambiente.

Empezar con el efecto degradé

Conseguir un efecto degradé
Fuente: Decoist

Para comenzar se pueden trazar líneas horizontales pintando cada línea del mismo color pero con uno o dos tonos más claros que el color inicial, se van colocando diferentes líneas y rayas como referencia para que el trabajo quede mucho más prolijo.

Otra buena manera es realizar un efecto degradé en paredes mediante líneas horizontales o en zig zag. Estos trabajos requieren de mucha atención y cuidado, si no tienes paciencia mejor dejarlo para otro día.

También te puede interesar:  Degradado en tus muebles: hazlo tú mismo
Conseguir un efecto degradé
Fuente: Decoist

Si te sientes con habilidades puedes animarte a emplear la técnica de degradado sin el uso de rayas ni de cinta de papel, en ese caso obtendrás como resultado un degradado autentico. En ese caso requerirás dos colores o dos tonos diferentes dentro del mismo color (uno deberá ser considerablemente más claro que el otro).

Cómo realizar un efecto degradé auténtico

Conseguir un efecto degradé
Fuente: Decoist

Además de la pintura necesitarás sellador o fijador al agua, rodillo, brocha, esponja, y que la pared se encuentre en perfectas condiciones para ser pintada.

En primer lugar vamos a colocar dos manos de fijador al agua, esperamos que se que bien entre capa y capa. Este paso es muy importante es necesario para conseguir un buen efecto degradado. A continuación deberemos colocar la pintura usando un rodillo y antes de que comience a secarse con la ayuda de una esponja tendremos de difuminarla y así conseguir el efecto degradé.

Conseguir unefecto degradé
Fuente: Little piece fme

Para que no se seque tan rápido la pintura se deberá realizar una imprimación de forma obligatoria. Tengamos en cuenta que un fijación al agua es la mejor imprimación que se podrá usar en estos casos ya que tardará unos cuantos minutos antes de que la pintura se ‘agarre’ a la pared, tiempo necesario para realizar nuestro trabajo de difuminar.

Cuando la pared esté imprimada en su totalidad comenzaremos a preparar los colores, en un bote tendremos el color más oscuro y en el otro el mismo color con uno o dos tonos más claros, si quieres realizar tres capas y obtener un efecto mucho más cuidado deberás agregar un tercer bote de pintura con dos o tres tonos aun más claro. Así tendremos dentro del mismo color tres tonos diferentes para conseguir una pared con el mejor degradé.

También te puede interesar:  Una pared degradada, un toque de estilo

Al tener los colores ya listos comenzaremos por pintar la parte de abajo de la pared empleando un rodillo con el tono más oscuro, seguiremos pintando la mitad de la pared inmediatamente usando el tono medio y terminaremos pintando con el tono más claro la parte superior.

Antes de que la pintura se seque mezclaremos los tonos usando un pincel seco o una esponja así se evitará que se note la diferencia de los tonos y se creará el efecto degradé. Como verás en las imágenes que compartimos el día de hoy si se tiene cuidado y se es prolijo los resultados que se consiguen son realmente buenos.

Preparar la pared para pintar

Conseguir un efecto degradé
Fuente: Little piece fme

Antes de comenzar a pintar la pared debes verificar que se encuentre en óptimo estado, para eso deberás quitar todos los muebles o taparlos con telas para evitar que se anchen, se deberán arreglar las grietas que tengan las paredes y proteger los marco de las ventanas y de las puertas con cinta adhesiva especial.

Recuerda que deberás saber qué tipo de yeso tiene la pared que vayamos a pintar, si está o no en un buen estado. Para ello puedes ir haciendo pequeñas marcas en la pared, pega la cinta sobre estas marcas y si después de arrancarlas se queda pegado el yeso o se desprende en grandes cantidades se puede decir que estamos frente a una pared de yeso muerto.

Repara las imperfecciones que veas en las paredes, para eso se puede usar masilla de relleno que se aplicará usando una espátula, si la falla es una grieta deberás hacerla más grande usando una espátula de mayor tamaño. Para arreglar la imperfección deberás extender la masilla tapando las imperfecciones a lo largo de la grieta. Si se llega a tratar de un desconchado lo primero que debes hacer es raspar la superficie para poner la superficie de manera regular y después colocar masilla también usando una espátula. Cuando hayas hecho el arreglo necesario es imprescindible que la superficie se seque por unas 24 horas.

También te puede interesar:  Decorar una pared rústica en un salón moderno

Esperamos que estos ejemplos de pintura con efecto degradé te sean inspiradores a la hora de darle a tus muros un toque personal y diferente.

Compartir
Artículo anteriorCamas Murphy para espacios limitados
Artículo siguienteUn loft a tu medida

Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece