Cuando decidimos pintar las paredes, casi siempre pensamos en tonos lisos o, como mucho, en un toque rugoso gracias al gotelé. Sin embargo, hay muchas otras opciones que pueden ayudarnos a dar un toque único y divertido a nuestra casa. Por ejemplo, las pinturas decorativas con efectos. ¿Te gustan las vetas del mármol y querrías tenerlo en tus paredes? Aquí está la solución.

Además de la ventaja que supone en el tema estético, estas pinturas son muy útiles para disimular defectos en la pared gracias a las texturas. Así puedes jugar con las sombras y los efectos para lograr un acabado estupendo. De esta forma podemos lograr paredes muy bonitas que harán de nuestra casa un lugar especial.

Antes de usarlo, tienes que pintar una base de imprimación para pintura de efectos. Esto hará que se fije bien la pintura y obtengamos el efecto deseado. Otros tipos de pinturas sólo necesitan una mano, con lo que es mucho más fácil su aplicación.

De esta forma puedes conseguir hermosos efectos, como mármol, tierra, cobre, óxido o incluso un falso estuco. Así que si quieres lograr bonitos acabados en tus paredes, esta puede ser una solución adecuada para tener texturas originales sin gastar mucho dinero en los materiales.

Aunque te estamos hablando de pinturas para paredes, la verdad es que si preparas adecuadamente la superficie, también puedes usarlo en muebles para conseguir efectos verdaderamente bonitos. Así puedes tener una mesa envejecida como si tuviese óxido que, combinada con unos colores adecuados en el salón, da un toque curioso en tu casa.

También te puede interesar:  Divertida alfombra puzzle para niños

¿Te animas a probarlo?