Un hogar al estilo brasileño, es un hogar lleno de luz, color, alegría, baile…

El ambiente general, brindará estilo de carnaval. Aunque los carnavales se  celebran en muchos lugares del mundo, Brasil es el rey de esta fiesta.

Los colores y brillos han de llenar nuestra casa. Rojo, verde, azul, naranja, amarillo… son colores vivos y alegres típicos de este estilo. Las cortinas con estos tonos y de telas brillantes, al igual que los tapices de sillas y sofás dan el toque de carnaval. No hace falta tener una gran economía, hay telas de fantasía muy bonitas que dan el uso perfecto.

Los accesorios que necesitan forma, como portafotos, marcos de cuadros, manteles… pueden tener formas atrevidas. Estrellas, círculos… formas festivas y estrambóticas.

Las lentejuelas dan un toque muy brillante aplicadas en las telas  (rojas, verdes, doradas, amarillas) estas se pueden coser o pegar.

Las plumas en forma de detalle como un ramillete en un jarrón, forman un ambiente festivo. Estas deben estar acorde con el color de la habitación donde deberán estar, por ejemplo, del mismo color de la colcha de la cama o de las cortinas del salón.

Recordemos que el clima de Brasil, es tropical, por lo tanto, nuestra casa debe recrear este ambiente.

Si tenemos jardín o terraza, una hamaca de árbol a árbol, nos resultará ideal para dormir una buena siesta. Los límites de los espacios ajardinados, se marcan con tablillas de madera, estilo verja, reflejando así los típicos hogares brasileños.

También te puede interesar:  Un balcón pequeño también se puede decorar