Pues sí, una vez más, un antes y un después. Y es que con este tipo de ejemplos, cada vez tengo más claro que antes de tirar cualquier mueble a la basura, merece la pena darle una segunda oportunidad, porque se pueden conseguir cosas realmente estupendas con solo un poco de imaginación.

En el caso de esta mecedora, el cambio ha sido impresionante. Ha pasado de ser una mecedora absolutamente clásica y pasada de moda a ser de lo más actual. ¿Cómo? Pues simplemente con una mano de pintura y un tapizado nuevo en colores alegres y actuales.

¿Qué te parece? Cuanto más moderno sea el tapizado y más llamativos sean los colores para pintar la mecedora, más espectacular es el cambio, así que ya sabes. Y si te animas, ¡ya nos contarás qué tal la experiencia!

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Una mano de pintura para cambiar el estilo de un mueble